Comerciantes aymaras en el eje Iquique-Cobija, actores económicos emergentes


07-05-2012 Un equipo de investigadores estudiará las dinámicas económicas de los comerciantes aymaras en el corredor económico que transcurre entre las ciudades de Iquique y Cobija, es decir desde el Pacífico hasta el Amazonas.

El estudio “Redes, mercados y control territorial: el modelo socio-económico de los comerciantes aymara del corredor Pacífico-Amazónico” será desarrollado por los investigadores Nico Tassi, Carmen Medeiros, Antonio Rodríguez-Carmona y Giovana Ferrufino. El proyecto fue presentado ante un auditorio compuesto de investigadores y académicos el pasado 3 de mayo en un coloquio organizado por el PIEB.

La realidad macroeconómica y política de país, el auge del “comercio cholo” y los cambios socioeconómicos en las ciudades intermedias son los factores de contexto del estudio. Tassi explicó que para hablar del “comercio cholo”, como concepto referencial, se puede observar que “estos comerciantes están logrando entablar relaciones familiares con consorcios familiares chinos”.

El antropólogo comentó: “Hay una especie de contradicción en este fenómeno, hay de un lado tenencia a invisibilizar ese comercio asentado en la informalidad, y del otro lado hay un proceso de expansión de ese fenómeno, que se manifiesta en la expansión de rutas territoriales, control de espacios comerciales, etc. Todo ese fenómeno informal está profundamente legitimado por su entorno social hasta el punto que algunos se han atrevido a hablar de institucionalidad alternativa e institucionalidad paralela a un Estado que no ha beneficiado mucho a estos sectores”.

Paralelamente a esto, según los investigadores, se viven cambios en las ciudades intermedias que consisten en la apropiación de espacios por parte de actores económicos populares. Tassi afirma que esta apropiación de espacios se relaciona con la decadencia de la “clase vecinal” de las ciudades intermedidas y con el resurgimiento político de sectores campesinos con capacidad de expropiar tierras y terrenos a esos vecinos.

Los nudos geográficos de estudio serán Iquique, El Alto, La Paz, Caranavi y Cobija, donde los investigadores pretenden identificar a los principales actores económicos y los flujos comerciales en los que están insertados. La pregunta a responder es: ¿Cómo las estrategias, prácticas, redes y alianzas de los actores emergentes del corredor negocian, se adaptan y desafían estructuras y modelos económicos tradicionales, y constituyen espacios políticos en el marco del “proceso de cambio”?

Luego de una exposición breve del proyecto, los investigadores recibieron comentarios y opiniones de los participantes en el coloquio de presentación de investigaciones. La antropóloga Alison Spedding puso énfasis sobre la dificultad de tener como fuentes de información a los comerciantes informales. El periodista y escritor Carlos Soria Galvarro sugirió relacionar el proceso de “participación popular” con la posibilidad de que los recursos destinados a ese objetivo fueran a capitalizar a grupos de individuos. La investigadora Ximena Soruco puso énfasis en el tema de investigación porque, en su opinión, los estudios hasta ahora se han concentrado en las disputas con las elites tradicionales o en el aspecto cultural de las nuevas, mientras que la jefa de la cooperación de la Embajada del Reino de los Países Bajos, Anke Van Dam, insistió en la necesidad de incorporar el aspecto del género en el estudio para saber, por ejemplo, qué significa para las mujeres el ingresar a estas nuevas élites.

El proyecto de investigación coordinado por Tassi se inscribe dentro de la convocatoria organizada por el PIEB para investigar la “Reconfiguración económica y social en la articulación urbano-rural de Bolivia: 1998-2010”. El antropólogo y su equipo desarrollarán su investigación hasta febrero del próximo año.